¿Vivir a medias o vivir con PROPÓSITO?

“Cuando encuentres algo que te haga feliz, no te preocupes por lo que diga la gente, bastante difícil es encontrarlo”

¿Quién más cree que no es tan fácil encontrar su propósito en esta vida? Aquello que es la RAZÓN PRINCIPAL de estar viviendo esta vida, justo ahora, con todas las personas que tenemos y que no, con cada una de las cosas que tenemos y que añoramos.

Toda la vida me pregunté cuál era ese propósito, cuál era esa razón, demoré más de 20 años en encontrarla, pero encontré algo más, que lo que hacía en ese tiempo no me llevaba a aquel propósito. Un tiempo fue más difícil aceptar que quizás tenía que empezar de nuevo para vivir como realmente lo anhelaba.

¿Te encontraste en una situación parecida? O quizás, ¿sigues en la búsqueda de aquel propósito que le dé un verdadero por qué a tu vida? Bienvenido a este post.

Algunas personas viven el día a día, nacen, crecen, estudian en el colegio, luego en la universidad o instituto, consiguen un “buen trabajo”, compran algunas cosas que lo hace sentir bien, siguen trabajando porque eso es “seguro” y llega un momento donde deciden retirarse (en realidad ya no pueden trabajar) y pretenden “disfrutar” de aquello que ganaron en algún momento, claro, si ahorraron, porque si no, pues a vivir con lo que dejó el trabajo de toda una vida.

Si crees que esa es tu vida, deja de leer este post.

Si eres el de la izquierda, sigue leyendo…

 

Descubrí hace un par de años que la vida es algo más que disfrutar a medias, a medias con tu familia, a medias con tus amigos, a medias en el trabajo, a medias el dinero, disfrutar con restricciones, no es disfrutar en absoluto.

Crecer y vivir pensando que tu vida es estudiar una carrera que solo te gusta un poco y dedicarte solo a eso y no preocuparte por saber más, también es vivir a medias. Quien escribe este post es una economista que no se dedica a lo que estudió porque aprendió aquello que está en la primera línea de este post; encontró aquello que la hacía EXTREMADAMENTE FELIZ, escribir, escribir para aportar a todo el que se cruce en mi camino (o en mi blog) para aportar aunque sea en lo más mínimo o en todo lo que sea posible. Sin importar lo que digan, lo que crean, emprender digitalmente con los oídos cerrados ante palabras negativas, pero con los ojos abiertos hacia un largo y hasta incierto camino que solo podemos visualizar si tenemos claro una sola cosa: NUESTRO PROPÓSITO. Aquella razón que te hace despertar, moverte, luchar, soñar y hasta llorar y reír para darte cuenta que ESA es la razón principal de estar en este mundo; sin importar lo que haya hecho antes.

Si alguna vez te preguntaste si podías dejar todo atrás y comenzar de nuevo, venimos a demostrarte de mil maneras y con más de una persona que sí se puede. No importa cuánto demores en encontrar aquel propósito, no importa si nadie está de acuerdo, ¿te hace sentir EXTREMADAMENTE FELIZ? ¿Te hace sentir que nada más importa? Bienvenido a vivir en propósito… Bienvenido a Tich…

 

Autor: Delia Choquehuanca para TICH

Economista y Blogger. Fundadora del Blog The Blackie Sheep. Especialista en estrategias de marketing digital con énfasis en la generación de contenido de valor. Graduada del Diplomado de Marketing Digital Estratégico en la Cámara de Comercio de Lima. Spekaer en eventos de posicionamiento de marca basado en blogging. Colabora en proyectos de pensamiento digital y medio ambiente.

Blog: http://theblackiesheep.blogspot.pe/

Instagram: https://www.instagram.com/theblackiesheep/