Mi mejor versión

¿Te ha pasado  que llegas a cierto punto en el que sientes que lo que haces no te inspira?

El ser humano mientras crece pierde libertad, imaginación, diversión y creatividad.

La sociedad y las nuevas “etapas de la vida” condicionan a las personas a integrar un estilo de vida rutinario, el cual en su gran mayoría de veces opaca lo divertido de ser humano: Vivir.

Llega a ser contradictorio porque si hablamos de “etapas de la vida” asumimos que nuevas experiencias y conocimientos vendrán, estas nos ayudarán a encontrar nuestro camino y nuestra vocación. Pero qué pasa cuando esas “etapas” parecen sacadas de un manual de uso o construcción de un producto? Es en esos momentos donde el humano pierde la libertad e ingresa a un sistema lleno de reglas y parámetros que lo condicionan y lo llevan a un nivel standard de sí mismo.

La pregunta es: ¿Cómo superar ese nivel estandarizado y llegar a la mejor versión de uno mismo?

No existe un método exacto ni un manual de uso, pero acá te dejo ciertos pasos que pueden ayudarte a encontrar tu mejor versión.

Reconoce tu realidad sin atenuantes

Si te diste cuenta que has caído en una rutina y haces las cosas “por hacer” y no disfrutas de ellas, no esperes por un “momento mágico” para cambiar. El reconocer que no disfrutas y no te sientes a gusto es un gran avance. Pero no basta con reconocerlo, debes comenzar inmediatamente a revertir la situación.

Plantéate objetivos y tareas

Sincérate y trázate una meta. Debes tener claro que es lo que deseas hacer y cómo lo vas hacer. Un plan de acción necesita objetivos y tareas para llegar a la meta.

Escribe tus objetivos

La mente es frágil y las distracciones están a nuestro alcance. Puede que no te des cuenta que te estás saliendo del plan y necesites revisarlo para asegurarte que vas en un buen camino.

Se paciente

No es de la noche a la mañana. Muchas veces entramos en desesperación porque no conseguimos resultados en poco tiempo. Recuerda que todo plan necesita tiempo para realizarse.

Paso a paso:

Puede que sientas que le puedes “sacar la vuelta” al tiempo haciendo varias cosas a la vez. Hay un dicho que dice “ el que mucho abarca poco aprieta” y se refiere a querer realizar muchas cosas a la vez y al final no terminar ni una sola.

Acciones concretas

Cuando escribas las tareas, asegúrate de que sean para cambiar áreas específicas de tu vida. El plan de acción es para cambiar y mejorar áreas de tu vida que te ayudarán a dar lo mejor de ti.

Enfócate en el objetivo

Tu esfuerzo tendrá una recompensa, y debes enfocarte en ello. Recuerda que esa recompensa no siempre es tangible. Muchas veces la recompensa se verá reflejada en la libertad de tu alma y en como comienzas a percibir las cosas.

Sé bueno contigo mismo

El humano suele ser muy duro al momento de criticarse a sí mismo. No seas tan incisivo al analizar tu progreso. Todos cometemos errores y si se diera el caso, perdónate y sigue adelante. Centrarnos en el error no nos llevará a ningún lugar, nos estancará. Enfócate en solucionar el error y seguir avanzando.

Recuerda siempre que tenemos la oportunidad de experimentar lo que significa vivir, eso nos hace seres humanos. La sociedad y el sistema no son malos, siempre y cuando sepas ser feliz y libre dentro de ellas.

Anímate y se tu mejor versión. La vida es una y no debemos desaprovechar la oportunidad de disfrutarla.  Empieza ya.

Autor: Gianina Aramburú Lastarria – Master Tich

CEO y Founder de Izanami. Licenciada en Dirección y Diseño Publicitario (Instituto de Educación Superior Tecnológico Privado Toulouse Lautrec). Graduada de los Diplomados de Administración, Ventas y Marketing Digital Estratégico de la Cámara de Comercio de Lima. Especialista en conceptualización de marca y desarrollo de contenidos digitales. Actualmente colabora con proyectos de pensamiento digital y responsabilidad social.